El autocuidado es la clave principal para controlar la pandemia

El 406 puede ser solo un número al azar o quizás una dirección, para algunos puede decir mucho y para otros solo una combinación aleatoria de dígitos, pero para los cubanos, 406 son los días que han convivido con la pandemia de la COVID-19.

Desde que el 11 de marzo de 2020 llegara el SARS-CoV-2  al país, mucho ha cambiado, y a más de un año de medidas higiénicas y de distanciamiento, de restricciones necesarias, de ocultar sonrisas, postergar abrazos, besos o reuniones familiares, mucho también es lo que todavía queda por hacer.

Luego de 406 días de enfrentar un virus que nadie ve, aunque todos saben que está ahí, resulta inevitable sentirse agotado, de ahí el peligro.

El doctor Francisco Durán García, director nacional de Higiene y Epidemiología del MINSAP, quien por más de un año ha actualizado a la población acerca de la evolución de la enfermedad, señaló que para superar este tercer rebrote los cubanos deben cumplir con lo establecido, es decir, el uso correcto del nasobuco, el distanciamiento físico y el empleo de soluciones desinfectantes.

Aquellas personas vulnerables por su edad, tanto los adultos mayores como los recién nacidos, lactantes, embarazadas, puérperas, los que padecen de hipertensión arterial, diabetes, insuficiencia renal y obesidad  deben protegerse más, y las personas a su alrededor tienen que cooperar para que no adquieran el virus.

Hace también 406 días que el personal de salud ha concentrado todos sus esfuerzos en el SARS-CoV-2, un virus aún desconocido para los científicos y que ha puesto a prueba las capacidades de los sistemas de salud a nivel mundial.

Para la doctora Liset Morillo Rodríguez, residente de segundo año en Medicina General Integral del policlínico 26 de Julio de Playa, estos meses de trabajo desde la atención primaria han sido fuertes, y para todos los trabajadores del sector de la salud este año ha sido duro y agotador, pero con muchas experiencias.

El comienzo vino acompañado de miedo y tensión, y todavía es un reto. Es preciso lograr el control adecuado de los focos, que los contactos de casos sospechosos y positivos estén en casa mientras esperan el resultado de su PCR o hasta tener el alta epidemiológica; así como detectar al sintomático a tiempo para evitar sus complicaciones y mantener compensados a los pacientes con comorbilidades.

Aún estando cansados y con el estrés que genera el aislamiento, debemos seguir cuidándonos y aplicando las medidas de bioseguiridad, además es necesario que cada cual se cuide y vele por su seguridad, señaló.

Los resultados alentadores de los candidatos vacunales cubanos constituyen una esperanza para ponerle fin a la pandemia en el país, pero no deben ser un motivo para relajar la protección, pues las autoridades sanitarias advierten que hasta que no se logren elevadas coberturas de vacunación, entre un 70 u 80 por ciento, no existirán las defensas necesarias para proteger a la población.

El Doctor José Angel Portal Miranda, ministro de Salud Pública, expresó recientemente que  aunque las vacunas protegen la salud de quienes han sido inmunizados con ellas, la persona puede ser portadora del virus y padecer la enfermedad, con síntomas leves, lo cual podría ocasionar el contagio de otros.

“Debemos insistir en que el objetivo de vacunar es disminuir la enfermedad sintomática. Muchas personas siguen pensando que al primer pinchazo no cogerán SARS-CoV-2. También hay que insistir en que lograr respuesta inmunitaria una vez vacunados toma tiempo y debe completarse el esquema. La gente está disminuyendo la percepción de riesgo pensando que es un pinchazo mágico”.

La COVID-19 implica adoptar estilos de vida diferentes, pues no es posible cambiar las circunstancias, pero sí mantener actitudes que favorezcan la autoresponsabilidad y el autocuidado.

Clasifique el contenido.
[Total: 6 Average: 3.3]
Perfil del autor
Lic. Sheila Noda Alonso
Periodista de Agencia Cubana de Noticias

Periodista de la Agencia Cubana de Noticias. Licenciada en Periodismo en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana (2020). Colaboradora del sitio web del MINSAP.

  •  
  •  
  •  
  •  

Lic. Sheila Noda Alonso

Periodista de la Agencia Cubana de Noticias. Licenciada en Periodismo en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana (2020). Colaboradora del sitio web del MINSAP.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *