¿Qué necesitan saber los padres de hoy?

Convivir con la pandemia de la COVID-19 implica adoptar estilos de vida diferentes, cambiar rutinas y normas de convivencia en los hogares, además de asumir responsabilidades y roles que en muchas ocasiones se delegaban en otros.

En los padres, como nunca antes, descansa ahora la crianza, aprendizaje y educación de sus hijos, y solo a ellos corresponde proteger la salud física y mental de niños y adolescentes, para que la situación epidemiológica actual no se convierta en un problema psicológico a futuro.

Al respecto, la Máster en Psicología Clínica y de la Salud Teresa Lozano Pérez, miembro del Grupo Nacional de Psicología y jefa de la Sección de Infancia y Adolescencia, dijo que varias investigaciones realizadas en el país evidenciaron, en la población infantil,  ansiedad, apego a los padres y dificultad para adaptarse a la nueva realidad.

Señaló que el peligro ante una infección por SARS-CoV-2 es real y hay que estar protegidos, de ahí la importancia de ser comunicativos con los niños y adolescentes para que en dependencia de la edad puedan comprender lo que sucede a su alrededor.

¨Fomentar una personalidad sana debe ser el propósito de los adultos y en este empeño resulta necesario que los padres articulen el tiempo en casa de manera creativa, dedicando espacios al juego, a la actividad escolar y a mantener el vínculo con los compañeros de curso, profesores  y amigos, sin ponerlos en riesgo, pero sin que se sientan aislados¨.

La también profesora auxiliar de la Facultad de Ciencias Médicas “General Calixto García” advirtió que ante la COVID-19 los padres no pueden criar a sus hijos con lástima y eso conlleva no relajar las medidas protección o dejarlos salir a la calle, porque los peligros para su salud son mayores.

Un niño aburrido es un indicador de que no está bien, insistió la especialista a la vez que recomendó estimular actitudes positivas, involucrar a los menores en las tareas del hogar y establecer y hacer cumplir los horarios de vida, ya sea de alimentación, sueño, teleclases, juegos y ocio, para educarlos correctamente sin descuidar los límites y la disciplina.

Con respecto a la enseñanza en el hogar, expresó que ser padres lleva implícito sacrificios, dedicar tiempo a la atención, a escuchar las preocupaciones de los hijos, ayudarlos con las tareas, apoyarlos, comunicarse con sus maestros, conocer sus objetivos de grado y si los están cumpliendo.

¨En caso de no poder auxiliarlos en determinada materia, deben buscar alguien que los oriente, pues de ellos depende formar un ser humano capaz de integrarse a la sociedad y que no desarrollen secuelas psicológicas debido al confinamiento¨.

Además, la miembro titular de la Sociedad Cubana de Psicología de la Salud insistió en que a pesar de las muchas preocupaciones que actualmente enfrentan los adultos, estos deben ser proveedores de bienestar, por lo que es determinarte no mostrarse tensos con sus hijos.

Desde la familia también se pueden fomentar habilidades, crear planes a corto y largo plazo, promover valores como la responsabilidad e intercambiar experiencias y recuerdos que los acerque aún más, puntualizó.

No existen verdades absolutas, ni épocas mejores ni peores, sino que cada persona debe adaptarse al tiempo que le tocó vivir, de ahí el valor de ser resilientes frente a la pandemia y fomentarla desde la infancia.

Clasifique el contenido.
[Total: 2 Average: 4]
Perfil del autor
Lic. Sheila Noda Alonso
Periodista de Agencia Cubana de Noticias

Periodista de la Agencia Cubana de Noticias. Licenciada en Periodismo en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana (2020). Colaboradora del sitio web del MINSAP.

Lic. Sheila Noda Alonso

Periodista de la Agencia Cubana de Noticias. Licenciada en Periodismo en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana (2020). Colaboradora del sitio web del MINSAP.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir al contenido