Obesidad: un problema de salud en aumento

Cada 4 de marzo se celebra el Día Mundial contra la Obesidad, grave problema de salud que ha tenido un acelerado crecimiento en las últimas décadas, particularmente en los grupos de menor edad. Este padecimiento ha triplicado sus cifras desde el año 1975 y se considera la pandemia del siglo XXI.

La obesidad está relacionada con cambios en las condiciones de vida de la población, alcanzando proporciones epidémicas a nivel mundial. Entre los elementos favorecedores destacan el enorme crecimiento del mercado, el cambio en patrones de alimentación tradicionales y autóctonos, la adopción de prácticas de alimentación modernas y los cambios hacia formas sedentarias de recreación. Además del incremento explosivo de productos industrializados de bajo costo y altamente energéticos, que están al alcance de los grupos más vulnerables, como niños y jóvenes.  

El sobrepeso y la obesidad se padecen cuando existe un exceso de acumulación de grasa que puede acarrear otras enfermedades crónicas que son factores de riesgo para la salud. Entre ellas se encuentran: la diabetes, la hipertensión arterial, las enfermedades cardiovasculares, la apnea del sueño, el cáncer y en otra esfera, los trastornos mentales o estados depresivos, derivados de un elevado peso.

En los últimos años, cada vez más niños, niñas y adolescentes tienen sobrepeso en América Latina y el Caribe. Actualmente, se estima que al menos tres de cada 10 niños, niñas y adolescentes entre los 5 y 19 años viven con sobrepeso en la región.

Foto tomada de Cubahora

En el año 2020, UNICEF, la Organización Mundial de la Salud y el Banco Mundial estimaron que en América Latina y el Caribe, el 7,5 por ciento de menores de cinco años vivían con sobrepeso, lo que representa cerca de 4 millones de niños y niñas. Con esta cifra, la región supera el porcentaje del promedio a nivel mundial, que es del 5,7 por ciento.

En el caso de la obesidad en la niñez, las principales causas son: el consumo de alimentos ultraprocesados y bebidas azucaradas, de fácil acceso, bajo costo y alta promoción en medios masivos, y la falta de actividad física. Durante la pandemia de la COVID-19, se intensificó el problema con el acceso limitado a una alimentación saludable y una menor capacidad adquisitiva.

En Cuba, la desnutrición y el bajo peso no constituyen un problema de salud en la población infantil. Las encuestas de factores de riesgo han proporcionado estos mismos resultados  en adolescentes y adultos. Sin embargo, el sobrepeso y la obesidad han ido en aumento, según estudios aislados en niños, así como en adolescentes y adultos.

Estos resultados han demostrado su asociación con el incremento de diferentes enfermedades crónicas no transmisibles como hipertensión arterial (HTA), cardiopatía isquémica, diabetes mellitus y ciertos tipos de cáncer, entre otras. A la par se ha elevado también la adiposidad abdominal de forma independiente al sobrepeso, pero asociado también con estas enfermedades y del mismo modo se acrecienta la mortalidad con ese riesgo.

Según resultados de la Encuesta Nacional de Salud Cuba 2020, un 20% de la población total menor de 15 años está en sobrepeso, aunque por regiones, aparentemente se observa una menor proporción en zonas rurales. Un comportamiento similar aparece en los niveles de obesidad encontrados, con una prevalencia total de casi el 20%

Por sexos, para la población total, describe un mayor sobrepeso y obesidad en los varones.

No obstante, se observa una tendencia al mayor sobrepeso en la adolescencia, que pudiera explicarse por los cambios puberales que ya comienzan a ocurrir. Las mayores cifras de obesidad en los más pequeños constituyen una alerta a posibles complicaciones. En general, con respecto a datos de otros estudios realizados en nuestro país, el sobrepeso y la obesidad se han ido incrementando en la población infantil.

Los efectos negativos causados por el aumento de la obesidad a nivel mundial, son exportados de un país a otro, reduciéndose incluso su productividad económica. Es por ello, que se hace necesario desarrollar políticas de intervención que funcionen para revertir esta pandemia.

Clasifique el contenido.
[Total: 3 Average: 5]

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir al contenido