Embarazo en la adolescencia: desafío de la salud sexual y reproductiva en Cuba

La elevada fecundidad adolescente constituye un verdadero desaf√≠o de la salud sexual y reproductiva a nivel internacional y Cuba no est√° exenta de esta situaci√≥n. La tasa espec√≠fica de embarazo en adolescentes constituye una creciente preocupaci√≥n y ocupaci√≥n del Ministerio de Salud P√ļblica y otros sectores en su prevenci√≥n y la minimizaci√≥n del negativo impacto en el orden social, educativo y de salud.

El embarazo en adolescentes hab√≠a registrado una tendencia a la disminuci√≥n entre 1994 y 2005, de 60 a 44.9 nacimientos por cada mil mujeres entre 15 y 19 a√Īos de edad. Sin embargo, en los a√Īos pr√≥ximos comenz√≥ un proceso de incremento. Para el 2017 su valor fue de 52, lo que representa alrededor del 16% del total de la fecundidad. En el √ļltimo decenio en el pa√≠s, este comportamiento muestra una resistencia a variar, a√ļn cuando se han realizado numerosas acciones . En especial, la fecundidad en menores de 15 a√Īos, se mantiene casi constante con alrededor de 400 nacimientos anuales. Este es por dem√°s un grupo altamente vulnerable sobre el que debemos continuar prestando especial atenci√≥n. Las cinco provincias orientales, unidas a Camag√ľey, registran los valores m√°s elevados de nacimientos por cada mil muchachas entre 15 y 19 a√Īos y muy por encima de la media nacional en 2017: Granma (66.6), Las Tunas (66.3), Holgu√≠n (65.5) Santiago de Cuba (62.3), Guant√°namo (64.6), Santiago de Cuba (59.9) y Camag√ľey (63.2).

Factores que explican esa problem√°tica:

  • Las adolescentes cubanas usan menos la anticoncepci√≥n que las mujeres de edades m√°s avanzadas.
  • Existen barreras de acceso de los adolescentes a servicios de Salud Sexual y Reproductiva, no solo se ubican los problemas de la disponibilidad y el conocimiento de los m√©todos anticonceptivos, sino tambi√©n obst√°culos asociados al ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos y los desaf√≠os y brechas de g√©nero, unido a aspectos de car√°cter social, cultural, informativo y comunicacional.
  • La influencia de las inequidades de g√©nero, que impactan no solo en la decisi√≥n de adolescentes de continuar el embarazo, sino que est√°n interviniendo desde la iniciaci√≥n sexual e incluso han limitado la negociaci√≥n en cuanto a la anticoncepci√≥n; de tal modo, estas muchachas suelen llegar a la reproducci√≥n a partir de la influencia de la familia, la pareja y el grupo de coet√°neos.
  • Aunque se privilegian acciones educativas, informativas y de comunicaci√≥n social, as√≠ como la ampliaci√≥n de la anticoncepci√≥n, tanto en gamas de productos con alta seguridad, como en accesibilidad, especialmente dirigidos a j√≥venes y adolescentes, ello todav√≠a resulta insuficiente debido a la complejidad de los cambios que implica la adopci√≥n de conductas responsables.

El Ministerio de Salud P√ļblica con el objetivo de reducir la fecundidad adolescente y el aborto utilizado como m√©todo de planificaci√≥n familiar, realiza una serie de acciones:

  • Perfeccionar el Programa Nacional de Atenci√≥n Integral a la salud de los Adolescentes, existente desde el a√Īo 2000.
  • Incrementar el trabajo de promoci√≥n y educaci√≥n para la salud que ejecutan los m√©dicos y enfermeras de la familia en la comunidad y los medios de comunicaci√≥n.
  • Promover la maternidad y la paternidad responsable y la prevenci√≥n de conductas que entra√Īan riesgos sexuales y reproductivos.
  • Fortalecimiento de los 168 servicios municipales de Planificaci√≥n familiar, con recursos humanos certificados y cobertura de al menos cinco variantes de anticonceptivos modernos y de alta eficacia.
  • Incrementar en los medios de comunicaci√≥n masiva la variedad, calidad y el tiempo dedicado a brindar informaci√≥n a las parejas sobre los servicios de planificaci√≥n familiar y las ventajas de la anticoncepci√≥n moderna, de alta eficacia y larga duraci√≥n.
  • Fortalecer el movimiento de adolescentes promotores en Sexualidad, Planificaci√≥n familiar y anticoncepci√≥n, incrementado su formaci√≥n, para cubrir el 100 % de las en las Escuelas internas o externas de gran matricula.
  • Con la colaboraci√≥n de la Federaci√≥n de Mujeres Cubanas se han convocado las brigadistas sanitarias y han sido capacitadas, para que realicen acciones de orientaci√≥n a los /as adolescentes en la comunidad que no estudian en temas de Planificaci√≥n Familiar y anticoncepci√≥n. Se cuenta con la cooperaci√≥n de Psic√≥logos, trabajadores sociales y jubiladas del sector de la salud y la educaci√≥n.
Foto: Sitio Infomed
Clasifique el contenido.
[Total: 2 Average: 5]
  •  
  •  
  •  
  •  

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *