Interviene Portal Miranda en Asamblea Mundial de la Salud


Este lunes el ministro de Salud P煤blica de Cuba, Doctor Jos茅 Angel Portal Miranda, intervino en la 76 Asamblea Mundial de la Salud, donde reiter贸 la disposici贸n de la naci贸n de poner sus experiencias al servicio de la humanidad.
Resalt贸 los resultados de la Salud P煤blica cubana y denunci贸 el impacto causado por el bloqueo econ贸mico, comercial y financiero de Estados Unidos a la mayor de las Antillas.


A continuaci贸n reproducimos 铆ntegramente las palabras del titular cubano en esta jornada.

Se帽or Presidente;

Estimado Director General;

Excelencias:

M谩s de siete d茅cadas salvando vidas y promoviendo salud para todos es un hecho que merece ser celebrado y lo hacemos. Mucho ha contribuido la Organizaci贸n Mundial de la Salud, desde su fundaci贸n en 1948, a sanar el mundo que 茅ramos entonces, marcado por el reci茅n concluido conflicto m谩s mort铆fero de la historia.

Mucho ha cambiado el mundo en estos 75 a帽os y junto a 茅l nuestra Organizaci贸n. Por eso tambi茅n debemos mirar este nuevo aniversario como un momento oportuno para analizar retos y perspectivas, en pos de seguir mejorando la salud de todos, en un contexto donde las secuelas de la pandemia de la COVID-19 son cada vez m谩s evidentes.

Evaluar las m煤ltiples lecciones dejadas por el enfrentamiento al virus e implementar acciones en consecuencia, son prioridades de extrema urgencia para nuestros sistemas sanitarios en el camino de su fortalecimiento.

Lo vivido en los 煤ltimos a帽os demuestra que la humanidad precisa m谩s que nunca de sistemas de Salud resilientes, con capacidad para avanzar hacia la cobertura sanitaria universal, garantizando el derecho de todos a la salud y el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Especial seguimiento es necesario continuar brindando a los efectos del cambio clim谩tico, lo cual demanda del dise帽o y puesta en marcha de planes de acci贸n integrales que permitan el monitoreo y el an谩lisis de sus verdaderas consecuencias.

A su vez, urge fomentar acciones que se encaminen a atender y minimizar los riesgos que implican para la salud de las personas los determinantes sociales, cuya existencia puede condicionar en determinados contextos el surgimiento de nuevas emergencias sanitarias.

Revertir el comportamiento de indicadores esenciales como la salud materno-infantil, las coberturas de vacunaci贸n y el control de las enfermedades no transmisibles, en los cuales se ha observado un retroceso durante el 煤ltimo periodo, demanda del esfuerzo mancomunado de todos los estados miembro.

Son realidades cuyo surgimiento ha estado condicionado por el orden econ贸mico internacional impuesto al mundo, que mercantiliza el acceso a los servicios de salud, en lugar de garantizarlos como un derecho inalienable a todos los seres humanos.

Se帽or Presidente:

La Salud p煤blica en Cuba es un derecho de todas las personas y es responsabilidad del Estado garantizar el acceso, la gratuidad y la calidad de los servicios de atenci贸n, protecci贸n y recuperaci贸n, con un profundo concepto de solidaridad y cobertura universal.

En esas bases, que sustentan el quehacer del Sistema Nacional de Salud, encontramos en Cuba las mayores fortalezas para enfrentar con 茅xito el complejo escenario que trajo consigo la llegada de la COVID-19.

Primordial result贸 entonces la capacidad de nuestro sistema sanitario para adaptarse a los diferentes momentos de desarrollo del pa铆s, as铆 como a las necesidades de atenci贸n de la poblaci贸n. 

Entre otros muchos elementos, la gesti贸n sanitaria durante ese dif铆cil periodo se apoy贸 en el acceso a medicamentos innovadores, fruto del desarrollo de la industria biofarmace煤tica cubana.

Se crearon cinco candidatos vacunales, tres de ellos convertidos en vacunas que posibilitaron llevar a cabo una campa帽a nacional de vacunaci贸n sin precedentes, que permiti贸 inmunizar a m谩s del 98% de la poblaci贸n cubana vacunable mayor de los dos a帽os de edad.

El control que logramos de la COVID-19 no fue tarea f谩cil para Cuba. Adem谩s de hacer frente a las consecuencias devastadoras de la epidemia, tuvimos que hacerlo tambi茅n al recrudecimiento del bloqueo econ贸mico, comercial y financiero impuesto por el Gobierno de los Estados Unidos, a lo cual se uni贸 la arbitraria designaci贸n de mi pa铆s como Estado patrocinador del terrorismo.

Son hechos que han ocasionado, y lo siguen haciendo, un incuestionable freno al desarrollo y fortalecimiento del Sistema Nacional de Salud en todas sus 谩reas de actuaci贸n, limitando el acceso a tratamientos, insumos y equipos de primera l铆nea que beneficiar铆an a la poblaci贸n cubana.

Se帽or Presidente:

En un contexto internacional donde la integraci贸n y la cooperaci贸n son cada vez m谩s esenciales para hacer llegar los servicios de salud a las naciones y territorios menos favorecidos, el Sistema de Salud cubano se enorgullece de que en los 煤ltimos 60 a帽os m谩s de 600 mil colaboradores hayan brindado atenci贸n m茅dica en 164 naciones.

Cuba, que ha logrado cumplir con el principio de 鈥渟alud para todos鈥 y consolidar un sistema de Salud resiliente, pone sus experiencias y conocimientos a disposici贸n de la Organizaci贸n Mundial de la Salud y de todos sus estados miembro.

Fortalecer y perfeccionar los sistemas sanitarios de nuestros pa铆ses, son retos en los que estamos obligados a trabajar constantemente y con total responsabilidad, para lograr un acceso real de todas las personas a los servicios de salud. El hacer de hoy, marcar谩 el futuro que podamos legar a las pr贸ximas generaciones.

Muchas gracias.

Clasifique el contenido.
[Total: 1 Average: 5]

Tambi茅n te podr铆a gustar...

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Ir al contenido