El hacer de todos ha marcado el día a día de Cuba en el enfrentamiento a la COVID-19

Imprescindibles…

Casi dos años de enfrentamiento a una de las más terribles epidemias vividas por la humanidad en los últimos siglos ha dejado innumerables lecciones que no nos está permitido olvidar. En medio de los muchos desafíos impuestos por la COVID-19, HACER es la premisa esencial que ha marcado el día a día de esta nación que defiende sin descanso la vida de su pueblo.

Los resultados que hoy nos distinguen son muestra de cuánto ha hecho Cuba, con el respaldo de una encomiable labor de nuestro Gobierno, para ganar la batalla a una enfermedad que no discrimina en su acción devastadora contra el ser humano.

Imprescindibles en ese hacer cotidiano han sido en primer lugar nuestros profesionales, técnicos y demás trabajadores de la Salud. Y de manera particular nuestros médicos y enfermeras de la familia, quienes han mantenido una destacada labor en el enfrentamiento a la epidemia en las comunidades.

Imprescindibles han sido los integrantes de la Henry Reeve, pues si bien muchos piensan que sus labores solo se materializan más allá de las fronteras nacionales, ellos también han enfrentado la epidemia país adentro, en condiciones de campaña, allí donde los escenarios se han vuelto más difíciles.

Imprescindibles han sido nuestros científicos e investigadores, quienes han sabido encontrar las mejores respuestas para combatir al virus, y han desarrollado el conocimiento de una manera sin antecedentes en Cuba.

Y aunque muchas veces han laborado desde el anonimato, tan solo con la satisfacción del deber cumplido, imprescindible ha sido también en estos complejos meses el desempeño nuestras instituciones armadas: las Fuerzas Armadas Revolucionarias y el Ministerio del Interior. Sus profesionales han trabajado sin descanso en los más disímiles escenarios y su apoyo fue decisivo en la producción de oxígeno medicinal y su traslado a los hospitales en aquellas complejas jornadas que mantuvieron en vilo a toda la nación.

Imprescindibles han sido nuestros jóvenes y estudiantes, que con serenidad y sensibilidad han compartido con los más experimentados en el terreno el noble empeño de proteger juntos la vida. La integridad mostrada por ellos es digna de admiración y nos llena de orgullo.

Cuba ha dado una respuesta loable ante la COVID-19, lo han hecho nuestros profesionales de la Salud, nuestros científicos, nuestros estudiantes… lo ha hecho todo nuestro pueblo. Acompañar esa respuesta con sensatez y disciplina es el desafío al que estamos todos convocados.

Tomado de la página en Facebook del ministro de Salud Pública, Dr. José Angel Portal Miranda

Clasifique el contenido.
[Total: 10 Average: 4.3]

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir al contenido