‚ÄúDespu√©s de la COVID-19 somos mejores seres humanos‚ÄĚ

Foto: Tomada de Cubadebate.

‚ÄúEl 29 de marzo del 2020 nos llamaron para decirnos que este hospital ten√≠a que prepararse para atender pacientes con COVID-19‚Ķ Eso fue un domingo, ya a las ocho de la noche estaban todas las salas preparadas y empezamos a recibir los primeros pacientes en la instituci√≥n‚ÄĚ, as√≠ recuerda la Dra. Mylene V√°zquez Mart√≠nez, Directora del Hospital Cl√≠nico Quir√ļrgico Docente Dr. Salvador Allende, los inicios del enfrentamiento a la COVID-19 en el centro.

‚ÄúDesde que se detectaron los primeros casos en el pa√≠s hab√≠amos comenzado con las capacitaciones a los trabajadores en temas de bioseguridad. Al inicio, enviamos dos profesores del hospital a prepararse al Instituto de Medicina Tropical Pedro Kour√≠. Luego, ellos regresaron al centro y trasladaron los conocimientos adquiridos al resto de sus compa√Īeros‚ÄĚ, explica V√°zquez Mart√≠nez.

‚ÄúEsa etapa de atender a los primeros pacientes fue una gran batalla. En ella los j√≥venes cumplieron una funci√≥n fundamental, porque las personas mayores, muchos tienen comorbilidades, y a esas personas se les protegi√≥, asign√°ndoles trabajos donde no se tuvieran que exponer de forma directa al virus. Sin embargo, los j√≥venes, los residentes y especialistas j√≥venes, acudieron todos desde el primer d√≠a.‚ÄĚ

Directora del Hospital Cl√≠nico Quir√ļrgico Docente Dr. Salvador Allende, Dra. Mylene V√°zquez Mart√≠nez.

En un primer momento trabajaban en tripulaciones durante 14 d√≠as, en r√©gimen de confinamiento, y despu√©s cumpl√≠an 14 d√≠as en los centros de aislamiento, donde se les hac√≠a la prueba PCR para saber si estaban infectados o no. 

‚ÄúLas primeras semanas todo fluy√≥ bien, pero luego, fue dif√≠cil garantizar cuatro tripulaciones de al menos 300 personas. Eso superaba la cifra de trabajadores del centro. Lo que hicimos no hubiera sido posible sin la ayuda entre todos los sectores. En primer lugar de Educaci√≥n, que envi√≥ a profesores y estudiantes de las universidades, quienes realizaron labores de servicio. Luego nos ayudaron trabajadores del sector del Turismo, las FAR y el MININT. Adem√°s de ellos el gobierno, el partido, la direcci√≥n provincial y el Ministerio, con la gu√≠a y las orientaciones oportunas, fueron fundamentales para afrontar ese proceso‚ÄĚ.

Foto: Tomada de Cubadebate.

‚ÄúUno de los momentos m√°s duros fue cuando tuvimos la escasez de ox√≠geno. Todos los trabajadores estuvimos en funci√≥n de que el ox√≠geno fuera bien utilizado‚Ķ‚ÄĚ. En los meses de julio y agosto del 2021, cuando la variante que predominaba en el pa√≠s era la Delta, el hospital tuvo que abrir una tercera sala de terapia, para apoyar a las provincias de Mayabeque y Artemisa. En ese per√≠odo coincidi√≥ la crisis con la disponibilidad del ox√≠geno, lo que complejiz√≥ todo el trabajo en el centro. 

Lo que yo viv√≠ en la COVID-19 como cuadro y como ser humano, nunca lo hab√≠a vivido, es una experiencia que no voy a olvidar. 

Dra. Mylene Vázquez Martínez

…

La Lic. B√°rbara Nuris Moreno Jim√©nez, jefa del Departamento de Enfermer√≠a, trabaja en el hospital desde el 28 de abril de 1993.

En el momento en que el hospital se convierte en centro de atenci√≥n a pacientes con COVID-19, la Lic. B√°rbara Nuris Moreno Jim√©nez, actual jefa del Departamento de Enfermer√≠a, estuvo al frente de la primera tripulaci√≥n. ‚ÄúDesde el cuerpo de guardia, adem√°s de mi labor principal de dar atenci√≥n administrativa y garantizar que los enfermeros tuvieran los medios de protecci√≥n, en momentos de gran cantidad de pacientes; tuve que trabajar tambi√©n en su atenci√≥n. Yo era responsable de suministrar todos los medios de protecci√≥n en el bloque cr√≠tico, es decir las terapias‚ÄĚ, se√Īala. 

‚ÄúEl principio fue dif√≠cil, ten√≠amos temor de contagiarnos de un virus que no conoc√≠amos, pero todos fuimos muy valientes. Nos ense√Īamos nosotros mismos sobre c√≥mo nos ten√≠amos que proteger, el vestuario y la desinfecci√≥n. Adem√°s, tuve el apoyo incondicional de mi hijo, quien me ayud√≥ a cuidar a mis padres cada vez que entraba al confinamiento durante 28 d√≠as.‚ÄĚ

Sobre los aprendizajes en esta etapa B√°rbara afirma que: ‚ÄúEl covid nos ense√Ī√≥ mucho a protegernos y a tomar medidas que antes no ten√≠amos en cuenta en el tratamiento con pacientes con afecciones respiratorias. Fortalecimos el trabajo en equipo y hoy somos m√°s unidos‚ÄĚ. 

Lo que m√°s me marc√≥ fue el agradecimiento de los pacientes cuando ya la tripulaci√≥n se iba, despu√©s de 14 d√≠as atendi√©ndolos. Yo personalmente les llevaba los nasobucos limpios cada ma√Īana‚Ķ la verdad, nos sentimos muy queridos y apoyados por ellos‚Ķ

Lic. Bárbara Nuris Moreno Jiménez

…

Dra. Raiza Martínez Casanueva, Especialista en Microbiología Virología.

La Dra. Raiza Mart√≠nez Casanueva, jefa del Departamento de Microbiolog√≠a, se incorpora a los grupos de trabajo desde la primera llamada que se hizo al hospital para atender la COVID-19.

‚ÄúEn la parte espec√≠fica del diagn√≥stico, desde el inicio, hab√≠a que tomar muestras. Tambi√©n comenzamos a aterrizar los protocolos, que en ese momento no exist√≠an, pues hab√≠a que cuidar al personal. Repasar como vestirse y el resto de las medidas‚Ķ Recuerdo que les escrib√≠ en un papel el orden en que se deb√≠an poner y quitar la ropa y los medios de protecci√≥n. Hab√≠a que trabajar al detalle, porque en eso nos iba la vida. Realmente fue un momento tenso, pero sali√≥‚ÄĚ. 

‚ÄúEstuve esos primeros 15 d√≠as tomando las muestras de PCR. Yo siempre digo que nunca hab√≠a trabajado tanto desde el punto de vista f√≠sico como aquellos d√≠as. Yo ten√≠a que garantizar la calidad en ese trabajo que estaba haciendo. El que trabaja laboratorio sabe que eso es complejo, los listados, las muestras con nombre y apellidos‚Ķ Despu√©s de m√≠, se incorporaron el resto de mis compa√Īeros y especialistas de otros centros‚ÄĚ

Yo me siento muy orgullosa de mis compa√Īeros, porque lo han hecho muy bien! En toda la pandemia nunca fuimos se√Īalados por haber cometido alg√ļn error en el proceso de las muestras PCR. Mis compa√Īeros pod√≠an estar cansados, pero siempre hubo disposici√≥n‚Ķ hubo d√≠as de salir hasta tres veces, con calor, con toda esa ropa inc√≥moda, realmente fue complejo, pero sab√≠amos que era lo que nos tocaba. 

Dra. Raiza Martínez Casanueva

‚ÄúAl inicio, por ejemplo, lo que hab√≠a para la protecci√≥n eran gafas, no caretas. Yo uso espejuelos y era muy dif√≠cil ponerse las gafas por encima‚ÄĚ. Raiza recuerda las conversaciones con su esposo donde le dec√≠a que lo √ļnico que no soportaba era usar las gafas de protecci√≥n. 

‚ÄúMira lo que mi esposo me hizo, eso lo tengo como objeto de museo. Yo era famosa‚Ķ Me dec√≠an -por ah√≠ viene la del casco rosado‚ÄĚ exclama Raiza.

Adem√°s, del trabajo en el laboratorio, la Dra. Raiza se incorpor√≥ al puesto de mando, donde trabaj√≥ organizando todo el flujo de la informaci√≥n en el proceso de diagn√≥stico. ‚ÄúPara m√≠ lo m√°s dif√≠cil fue el trabajo del puesto de mando. Los listados que hab√≠a que hacer, los protocolos que cada d√≠a se iban modificando‚ÄĚ. Otro de los retos que enfrent√≥ el Departamento de Microbiolog√≠a fue adaptar sus espacios para comenzar a realizar las pruebas de SUMA. 

Recuerdo un d√≠a que fui a tomarle una muestra a un muchacho en la terapia, que era de la edad de mi hijo. D√≠as despu√©s el muchacho falleci√≥, aquello me golpe√≥ terriblemente, fue de las cosas m√°s duras que viv√≠. 

Dra. Raiza Martínez Casanueva

…

Lic. Magdalys Sánchez García, jefa del Servicio de Banco de Sangre e Inmunohematología.

La Lic. Magdalys S√°nchez Garc√≠a, quien se desempe√Īa como jefa del Servicio de Banco de Sangre e Inmunohematolog√≠a hace alrededor de cinco a√Īos, al recordar la etapa de enfrentamiento a la COVID-19 comenta: ‚ÄúNuestro trabajo cambi√≥ radicalmente. Se implement√≥ por parte del Ministerio de Salud P√ļblica y de la provincia el Programa de Control Hiperinmune y fuimos el hospital con m√°s pruebas hiperinmune de toda La Habana. Este examen se aplic√≥ a los pacientes para que pudieran negativizar.‚ÄĚ

‚ÄúEstar lejos de la familia fue dif√≠cil, tuvimos que trabajar bajo un r√©gimen al que no est√°bamos adaptados. Mi esposo trabajaba en una funci√≥n similar por lo que mi mam√° tuvque cuidar a mis dos hijas a tiempo completo, ayudarlas con las teleclases y cuidarlas en todo sentido‚ÄĚ. 

‚ÄúYo trabaj√© de lunes a s√°bado desde las 6:00AM hasta despu√©s de las 7:00PM, que se le daba la cena a los pacientes. Organizaba todo el tema de la alimentaci√≥n junto al jefe de cocina. Deb√≠amos velar porque ning√ļn paciente dejara de comer y por que estuvieran complacidos con la atenci√≥n que se le brindaba‚ÄĚ.

Esta etapa nos ense√Ī√≥ en primer lugar que podemos crecernos ante las dificultades y hacer cosas que nunca pensamos hacer. Yo misma nunca pens√© estar al frente de un servicio de dietista y tener que contabilizar la comida y los comensales. La COVID-19 nos permiti√≥ conocernos y ver hasta d√≥nde podemos llegar.

Lic. Magdalys Sánchez García

…

‚ÄúEn la etapa de la COVID-19 trabaj√© los primeros tres meses apoyando en los almacenes y la lavander√≠a. Ya despu√©s, como en el cuarto mes, que comenz√≥ a agudizarse la situaci√≥n, comenc√© a trabajar en la ambulancia. El trabajo fue muy fuerte‚ÄĚ, expres√≥ Jaime Pedroso.

‚ÄúLa pandemia nos volvi√≥ integrales, aprendimos a hacer de todo y a ir m√°s all√° de las labores en que nos desempe√Ī√°bamos anteriormente‚ÄĚ, afirm√≥.

Foto: Tomada de Cubadebate.

El hospital es mejor despu√©s de la COVID-19, hay m√°s disciplina, m√°s organizaci√≥n, m√°s respeto por la bioseguridad. Fue una escuela para nosotros y hoy somos mejores trabajadores y mejores seres humanos.

Dra. Mylene Vázquez Martínez
Clasifique el contenido.
[Total: 1 Average: 5]

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido