Diagnóstico de la colaboración cubana en Venezuela


Las jornadas de salud amplían, desde las empresas y centros de trabajo, el alcance de la colaboración médica cubana. 
Autor: Enrique Milanés León

En lo que va de año, las instituciones de salud atendidas por personal cubano en Venezuela han salvado 2 086 vidas que superan la cantidad de igual etapa de 2018 y elevan el acumulado histórico a más de 1 435 000 personas libradas de la muerte en Barrio Adentro, misión fundada el 16 de abril de 2003, aunque desde tiempo antes galenos de la Isla atendían a hermanos pobres en esta nación.

Un detallado balance del Doctor Fernando González Isla, jefe de la Misión Médica Cubana en Venezuela, ante la estructura de dirección de las 11 misiones solidarias aquí presentes, permitió constatar avances en los programas sanitarios pese a la intensa guerra que sufre el país tanto en la realidad concreta como en el decir de los medios.

Los 20 524 colaboradores de la rama presentes ahora en la patria de Bolívar —que integran la honrosa lista de 145 591 trabajadores del sector que han pasado por aquí desde el arranque de la colaboración— mejoran sustancialmente los índices de salud de esta nación.

Hasta lo que va de año, nuestro personal ha brindado unas 28 millones de atenciones médicas en los consultorios. En la parte asistencial, tenemos aquí 11 285 servicios, de los cuales el 93 por ciento funciona de manera estable.

En los meses transcurridos de 2019, la fuerza sanitaria cubana ha realizado más de 71 800 cirugías; 40 000 de ellas de carácter mayor, lo que acerca el registro histórico a las tres millones y medio de intervenciones quirúrgicas en bien de los venezolanos. Para multiplicar los resultados, la estructura de colaboración, guiada por la Oficina de Atención a Misiones (OAM), trabaja por recuperar los 147 Centros de Diagnóstico Integral (CDI) con quirófano.

Las 17 000 realizadas en la etapa elevan a un millón 43 000 las cirugías oftalmológicas —cataratas, pterigión y láser— en todo el expediente de solidaridad, mientras que el Programa de Salud Bucal, muy sensible al bloqueo estadounidense, se sostiene y ha empinado su archivo de cooperación total hasta las 159 millones de atenciones.

Continúan los muy demandados servicios de las Salas de Rehabilitación Integral (SRI), que consiguen el egreso exitoso de prácticamente todos sus pacientes, pero que apoyan también la validación de personas con discapacidades y la sicoprofilaxis de las gestantes como aporte al Programa Parto Humanizado. El presidente Maduro ha demandado mayor atención a las embarazadas.

Pese a la campaña mediática en contra de ambas, Cuba y Venezuela se juntan por la inmunización. Nuestros colaboradores registran más de ocho millones de vacunas contra el sarampión y más de cinco millones contra el toxoide diftérico, con una reducción del 93 y 97 por ciento de incidencia de casos, respectivamente. Los esfuerzos han reducido en 60 por ciento la mortalidad a causa de malaria.

Por otro lado, este año 340 pacientes con enfermedades complejas han sido enviados a Cuba como parte del Convenio La Pradera, que atesora en toda la colaboración 40 000 personas atendidas en la Isla. Inició en Caracas, a cargo de especialistas de los dos países, la implantación de prótesis de cadera y otros procederes complejos con la idea de curar aquí y dejar tecnologías y servicios.

Además del servicio en las instituciones, nuestros colaboradores ejecutan jornadas de salud para llevar su atención a las entidades. Personal del Frente Francisco de Miranda, Petróleos de Venezuela S.A., Conviasa, Jóvenes de la Patria Robert Serra, Asamblea Nacional Constituyente, el Fondo de Desarrollo Nacional S.A., los ministerios de Economía y Salud, la Misión Mercal e instituciones bancarias, ha recibido este beneficio en su propio puesto de labor.

La solidaridad verdadera no acepta fronteras. Vaya un ejemplo: desde 2018, personal médico cubano ha brindado en CDI ubicados en los límites con Colombia más de 59 000 atenciones. Ciudadanos de esa nación han recibido de nuestros médicos 2 400 cirugías, 6 433 consultas en óptica y 11 000 en odontología. La mejor imagen de cuanto se puede hacer juntos es que, en ese tiempo, 159 bebés colombianos se asomaron al mundo, por Venezuela, en manos cubanas.

Tomado de: Juventud Rebelde

  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *