Para reducir la incidencia de enfermedades zoonóticas en Cuba

La palabra zoonosis se refiere a las enfermedades que se transmiten de los animales a las personas y viceversa. La importancia actual de ellas no tiene precedentes, pues el 60% de las enfermedades humanas infecciosas son comunes al hombre y los animales. Al menos un 75% de los nuevos agentes infecciosos que afectan al ser humano, son de origen animal y el 80% de los patógenos que pueden utilizarse con fines de bioterrorismo son zoonóticos.

Su impacto no solo radica en el daño a la salud, sino que ocasiona severas pérdidas económicas por la repercusión en las producciones animales.

En Cuba existen programas de vigilancia, prevención y control de enfermedades zoonóticas, que incluyen acciones de seguimiento de la ocurrencia de casos, estudio y protección a toda persona expuesta a altos riesgos, educación sanitaria y promoción de salud, capacitación del personal médico y paramédico, diagnóstico y tratamiento de todo sospechoso o enfermo, vacunación antirrábica a mascotas y el control de foco ante la ocurrencia de casos o brotes.

El Programa Nacional de Zoonosis, rectorado por el Ministerio de Salud Pública tiene como misión, reducir la incidencia de enfermedades zoonóticas en los seres humanos. El MINSAP trabaja de conjunto con otros organismos como la Dirección de Sanidad Animal del Ministerio de la Agricultura con el objetivo de lograr mejores resultados en el programa.

El país ha logrado mantener un bajo reporte de las zoonosis en todo el territorio nacional, las tasas de morbilidad de leptospirosis humana se mantienen con tendencia descendente y desde el año 2008 no se reportan casos de rabia humana transmitida por perros.

Sin embargo, aún existe el riesgo debido a otros factores, como: los efectos del cambio climático y la ocurrencia de desastres naturales, las migraciones de aves, la proliferación de vectores, la amplia inserción de viajeros cubanos en áreas endémicas, el aumento del intercambio comercial y el turismo, así como el incremento de la actividad agrícola y la crianza de animales en áreas urbanas.

¿Qué hacer para prevenir estas enfermedades?

Desde el accionar diario, cada individuo puede prevenir estas enfermedades zoonóticas. Resulta imprescindible que la población tome conciencia y responsabilidad sobre la importancia de mantener los cuidados y custodia de sus mascotas, pues el abandono de estas conlleva a su deambulación callejera y a la propagación de posibles enfermedades zoonóticas.

Entre las principales medidas a tomar cuando se interactúa con animales, están:

  • Utilizar medios de protección al manipular animales o realizar trabajos de riesgo.
  • Lavarse las manos con jabón y agua después de manipular animales y sus desechos.
  • Consumir agua y alimentos seguros.
  • Mantener el entorno limpio y ordenado.
  • Combatir la presencia de roedores.
  • Vacunar y desparasitar a los animales.
  • Ante cambios de comportamiento y/o alteraciones en la salud de los animales, consultar inmediatamente al veterinario.
  • Acudir inmediatamente al médico ante lesiones por animales o la sospecha de padecer alguna enfermedad de este tipo.
Clasifique el contenido.
[Total: 3 Average: 3.7]

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir al contenido