El Programa Nacional de Atenci贸n Integral al Adulto Mayor en Cuba apuesta por vejez activa y saludable

Cada a帽o aumenta la cifra de personas que rebasan el umbral de los 60 a帽os, logro que puede traducirse en desaf铆o si no se alcanzan las pol铆ticas sociales adecuadas. Envejecer no es sin贸nimo de estar enfermo, ni los adultos mayores son receptores pasivos de los servicios m茅dicos; de ah铆 que la Organizaci贸n Mundial de la Salud apueste en la D茅cada del Envejecimiento Saludable (2020-2030) por estimular y mantener la capacidad funcional en este grupo de poblaci贸n.

En ese sentido, Cuba cuenta desde 1996 con un Programa Nacional de Atenci贸n Integral al Adulto Mayor, que tiene el prop贸sito de garantizar una atenci贸n de salud ajustada a las necesidades de esas personas y lograr que vivan una vejez activa y saludable.

Al cierre del 2020, a帽o marcado por la incidencia del SARS-CoV-2, causante de la pandemia de la COVID-19, el pa铆s registr贸 un incremento en las personas mayores de 60 a帽os, al reportarse que el 21,3 por ciento de la poblaci贸n cubana se encuentra en ese grupo de edad.

A pesar del coronavirus y la tensa situaci贸n econ贸mica del pa铆s, agravada por las pol铆ticas de Washington, durante el pasado a帽o se inauguraron dos hogares de ancianos, uno en Matanzas y otro en Pinar del R铆o, para un total de 157 en la naci贸n con unas 12 mil 561 camas.

Cuba posee 300 casas de abuelos, de ellas seis se abrieron en 2020, tres en la provincia de Matanzas y el resto en La Habana, Cienfuegos y Las Tunas con una capacidad de 10 mil 258 plazas, de las cuales se destinaron 39 a quienes presenten deterioro cognitivo, modalidad de atenci贸n que se ha extendido a todas las instituciones de salud.

Tambi茅n incrementaron las especialidades vinculadas a los adultos mayores con 53 servicios de Geriatr铆a y mil 071 camas, 286 especialistas en Gerontolog铆a y Geriatr铆a y 149 residentes. Se actualiz贸, adem谩s, la Estrategia Nacional para la Enfermedad de Alzheimer, con consulta de memoria en los servicios de larga estad铆a de los hospitales psiqui谩tricos y en 45 municipios del pa铆s.

Para reducir el impacto de la pandemia en los mayores de 60 a帽os, considerados como poblaci贸n de alto riesgo, se aplicaron varias medidas que han sido retomadas en los municipios en fase de transmisi贸n aut贸ctona limitada.

El servicio de casas de abuelo se cerr贸, aunque se mantuvo la alimentaci贸n para aquellos que la solicitaran. En los hogares de ancianos se aprobaron protocolos sanitarios con medidas organizativas, epidemiol贸gicas, preventivas y terap茅uticas, entre ellas: se suspendieron las visitas y pases internos, las actividades deportivas y culturales fueron asumidas por los propios trabajadores y no por el INDER y Cultura como est谩 establecido por convenio.

En el caso de los nuevos ingresos solo se permiti贸 a aquellas personas con situaci贸n social cr铆tica que tuviesen un PCR negativo, a煤n as铆 se aislaron por 14 d铆as con vigilancia extrema.

Asimismo, se emple贸 el  medicamento cubano Biomodulina T en los hogares de ancianos, lo que permiti贸 disminuir la tasa mensual de ingresos hospitalarios, las infecciones respiratorias agudas y la mortalidad por neumon铆a/IRA. Adem谩s, el f谩rmaco se utiliz贸 en eventos de trasmisi贸n local en poblaciones con alto riesgo de infecci贸n por COVID-19.

En cuanto a la tasa de mortalidad en el grupo de edad de 60-74 a帽os en 2019 alcanz贸 un 19,9 por ciento y se estima que el 2020 reporte un ligero incremento de 0,5, lo que representa una tasa de 20,4 fallecidos.

Para el 2021, el Programa Nacional de Atenci贸n Integral al Adulto Mayor continuar谩 atendiendo las necesidades de esta creciente poblaci贸n, sin dejar de fomentar su inclusi贸n en las tareas econ贸micas, pol铆ticas y sociales, y el empleo mayoritario de las personas aptas para trabajar.

Clasifique el contenido.
[Total: 4 Average: 3.5]
  •  
  •  
  •  
  •  

Tambi茅n te podr铆a gustar...

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *