Ministro de Salud: “La doble amenaza que representa la COVID-19 y la temporada ciclónica nos obliga a estar más alertas”

Hace solo unos minutos el Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil decidió establecer la fase de Alarma Ciclónica para Mayabeque, La Habana, Artemisa, Pinar del Río e Isla de la Juventud, a partir de las 9:00 h de este viernes 27 de agosto.

La doble amenaza que representa la COVID-19 y la temporada ciclónica nos obliga a estar más alertas. Enfrentar un fenómeno meteorológico de esta naturaleza, en medio del escenario epidemiológico más complejo que vive el país desde el inicio de la pandemia, supone un mayor esfuerzo por parte de nuestro sistema de Salud Pública y de toda la población.

Aun bajo la amenaza de “Ida”, es vital asegurar la continuidad de la asistencia médica en los centros de aislamiento para la COVID–19 y de las acciones epidemiológicas establecidas. Esa es nuestra prioridad en las provincias que podrían resultar afectadas y en el municipio especial Isla de la Juventud.

Las medidas que se adopten no pueden constituir violaciones que propicien la trasmisión de la enfermedad. Los centros de evacuación cuentan con el aseguramiento médico. En ellos es obligatorio cumplir con las medidas de distanciamiento físico orientadas, por supuesto, siempre de acuerdo con sus capacidades. Quienes necesiten resguardarse en casas de vecinos o instituciones sociales de la comunidad, deben cumplir con el distanciamiento físico en la medida de lo posible, para asegurar su protección y la de todas las personas que les brindan su solidaridad.

Hacemos un llamado particular a salvaguardar a embarazadas, niñas y niños, así como a adultos mayores, grupos de población donde el riesgo ante el contagio aumenta.

Se adoptan medidas para garantizar la máxima protección estructural y funcional de laboratorios y locales donde se tomen, procesen y analicen muestras que puedan contener el virus de la COVID–19 y otros materiales con peligro biológico.

Es una prioridad para el sistema asegurar el tratamiento a las embarazadas a término y con riesgo, los lactantes con problemas, personas con discapacidad y postradas, los pacientes en hogares de ancianos, los que presentan insuficiencia renal que necesitan hemodiálisis y la atención al paciente grave.

Están creadas brigadas médicas y quirúrgicas para reforzar la asistencia médica en áreas alejadas que lo requieran.

Se puntualiza la situación de las farmacias que se encuentren en zona de peligro de inundación pluvial o costera; que por su estado constructivo puedan sufrir daños, prever de inmediato hacia donde serán trasladados los medicamentos e insumos médicos.

La naturaleza nos reta a ser más responsables y cuidadosos. A desplegar toda nuestra capacidad organizativa para mantener la vitalidad del sistema, porque la prioridad fundamental es salvar vidas, proteger a la población.

Los servicios de salud no se han detenido y no lo harán; solo le pedimos a nuestro pueblo que con disciplina cumpla las orientaciones de la Defensa Civil, esté informado y aplique con responsabilidad cada una de las medidas que impiden la propagación de este peligroso virus.

Tomado del perfil en Facebook del Ministro de Salud Pública, Dr. José Angel Portal Miranda.

Clasifique el contenido.
[Total: 2 Average: 5]

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir al contenido