Médicos cubanos, embajadores de la dignidad y el decoro

Autor: Ana María Domínguez Cruz

A 185 años del nacimiento del eminente científico Carlos J. Finlay, descubridor del agente transmisor de la fiebre amarilla, Cuba celebra el Día de la Medicina Latinoamericana con el orgullo de saber que muchos de nuestros profesionales de la salud han escrito páginas sinceras de entrega, solidaridad y humanismo.

En acto central, celebrado en la Unidad Central de Colaboración Médica (UCCM) —institución fundada en 1984—, el especialista en Medicina General Integral Luis Miguel Cordovez López, miembro del Comité Nacional de la UJC, ratificó la disposición de los médicos cubanos de llegar a donde sea preciso, en coherencia profunda con los principios de internacionalismo y altruismo sembrados por el Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz.

«Respaldamos la declaración del Ministerio de Salud Pública porque no podemos permitir que las afirmaciones irrespetuosas y humillantes del presidente Bolsonaro pongan en duda la capacidad y dignidad de los cubanos.

«El mundo está convencido de la preparación de nuestros médicos, y si nos quieren criticar, mejor que lo hagan por ser los que miramos a los ojos de nuestros pacientes y los abrazamos», expresó el galeno, quien regresó recientemente después de cumplir misión en el programa Más Médicos en Brasil.

En presencia del doctor Roberto Morales Ojeda, miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud le entregó la distinción Manuel «Piti» Fajardo a 16 trabajadores de la UCCM, en reconocimiento a su trabajo por más de 20 y 25 años.

El doctor Alfredo González Lorenzo, viceministro de Salud Pública recibió, en nombre del Minsap, el reconocimiento entregado por Susely Morfa Gonzalez, primera secretaria del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas, por la atención a los jóvenes del sector y su apoyo al trabajo de la organización juvenil.

El doctor Santiago Badía González, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud destacó el trabajo desarrollado en la UCCM, en la cual se han preparado este año más de 130 000 profesionales de la salud, con el objetivo de brindar atención médica en otras latitudes.

«Luego de 55 años de colaboración médica cubana en el exterior, más de 8 millones de vidas se han salvado, sobre todo en países de África, América Latina y el Caribe, a lo cual se le añade el orgullo inmenso de haber realizado más de 1 778 millones de consultas, más de 12 millones de cirugías y haber suministrado más de 14 millones de vacunas contra enfermedades transmisibles.

«Cuba ha formado a 29 179 profesionales de la Salud de 105 países en la Escuela Latinoamericana de Medicina y le devolvió la luz a más de 3 millones de personas a través de la Operación Milagro, sin olvidar que 256 de nuestros galenos enfrentaron el virus del ébola en África Occidental».

Badía González aseveró que los médicos que cumplieron misión en Brasil regresan a la Patria como embajadores de la dignidad y el decoro, y se reincoporarán al trabajo junto a quienes, también en el país, son ejemplo de entrega y dedicación.

Tomado de: Juventud Rebelde

  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *