¿Cómo pincharse los dedos para hacerse una glicemia?

El primer requisito para obtener una gota de sangre de la yema de un dedo por medio de un pinchazo con el fin de hacerse una glicemia, es tener las manos recién lavadas, y frotar con una mota de algodón humedecido con alcohol el sitio del pinchazo y después secarlo con otro algodón sin alcohol.

Las plumas insulínicas


Las plumas insulínicas donde se colocan las lancetas tienen un ajuste de profundidad del 1 al 5, y se utiliza esta numeración para controlar que tan profundo la aguja penetra en la piel. Al usar el ajuste más superficial posible, como el 1, se causa menos daño a la piel y hay menos posibilidades de desarrollar un callo pues la aguja sobresale en muy pequeña longitud. Pero, en determinados casos se debe calcular un ajuste más profundo para poder obtener suficiente sangre para el cálculo por parte del equipo, llamado glucómetro, de las cifras de la glucosa.

El número menos alto como el 1 crea un agujero menos profundo y habitualmente es para niños y pieles delicadas. Sin embargo, tal vez sea necesario usar un número mayor si hay dificultades para obtener suficiente sangre para un examen de glucosa por ser la piel de los dedos muy gruesa o si los dedos ya tienen callos por los múltiples pinchazos recibidos en el mismo sitio.

Las cifras de la glicemia

Las cifras de la glicemia obtenida sirven para hacer ajustes en el tratamiento, en la dieta y en los estilos de vida en general de la persona con diabetes, y también se valoran por el médico de asistencia cuando se tiene consulta médica; por eso resulta muy importante realizarla con todos los cuidados posibles.

Medirse la glucosa a menudo puede ocasionarle ciertos problemas en la piel, pero una buena técnica puede prevenir problemas como los callos. Algo que funciona muy bien es usar diferentes dedos para medirse la glucosa pues tenemos 10 dedos y dos lados de cada dedo. Así que, si se usan todos, existen entonces 20 lugares para medirse la glucosa sanguínea.

Entre otras cosas, el buen control de la glucosa en la sangre conocido a través de la cifra del glucómetro, ayudará a evitar tener, entre otros, problemas de sequedad en la piel y al rotar entre los 10 dedos de la mano, tanto en su borde externo como interno el lugar del pinchazo donde se aplica la pluma insulínica, se dispone de 20 lugares diferentes y se le da tiempo a la piel a cicatrizar adecuadamente los sitios de los pinchazos.

Quien pincha su dedo constantemente en el mismo lugar puede causar un trauma repetido en la piel, que eventualmente puede terminar en un callo.
Debe pincharse el lado de los dedos en vez del centro de sus yemas pues de esta manera se minimiza la posibilidad de que desarrolle callos, y además es una zona más vascularizada y con menos nervios; por eso se obtiene la gota de sangre con más facilidad y menos dolor. Quien tal vez ya tenga callos al costado de las puntas de sus dedos tiene un riesgo menor de desarrollarlos o de volverlos más duros.

Las lancetas

Se deben usar lancetas nuevas en cada vez pues están bien afiladas y penetran menos dolorosamente. Si los pinchazos causan problemas en su piel, debe revisar su lanceta y cambiarla por una de estreno.

Usar lancetas despuntadas puede aumentar la posibilidad de tener dedos con callos porque estas lancetas hacen que se produzca una piel más traumatizada.

(Tomado de Radio Rebelde)

Our Score
¡Haz clic para calificar esta publicación!
[Total: 2 Average: 4.5]
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *