Recibe hospital ginecobstétrico 10 de octubre nuevo equipamiento tras su recuperación por el paso del tornado

Poco a poco los pasillos, salas, consultas y salones del Hospital Materno Hijas de Galicia, de Diez de Octubre, vuelven a la normalidad, tras el paso del devastador tornado de fines del pasado enero. Una combinación de bien articulado esfuerzo de constructores, trabajadores del propio hospital y vecinos del lugar, junto a la rápida reacción de las autoridades de la capital y del país han hecho posible la terminación de la obra, prácticamente en tiempo récord.

La comunidad internacional se suma a los esfuerzos. Un nuevo instrumental para la atención al parto y sus complicaciones; y a otras de intervenciones quirúrgicas como las cesáreas, fue entregado este 19 de enero al Hospital por el UNFPA, Fondo de Población de las Naciones Unidas, en una actividad en la que participaron Beatriz Crespín, funcionaria del Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (Mincex), profesionales de la salud y estudiantes de la institución.

«Este equipamiento es parte de los Kits que el UNFPA tiene preparados para atender rápidamente el impacto de eventos climatológicos y otras emergencias en el contexto de nuestro mandato, que es muy lindo, pues se propone contribuir a un mundo en que cada embarazo sea deseado, cada parto sea seguro y cada persona joven alcance su pleno desarrollo», dijo Rafael Cuestas, Coordinador Internacional de Programas de esa agencia de las Naciones Unidas en Cuba al entregar el donativo.

“Estos primeros Kits que estamos entregando, junto a otro grupo que contiene anticoncepción oral e inyectable y está llegando a los policlínicos para atender a la población de los municipios más afectados, responden justo a esas dos primeras aspiraciones de nuestra misión”, apuntó.

En los próximos meses, el UNFPA también estará entregando al país cardiotocógrafos, bombas de infusión y doppler fetales portátiles, un equipamiento altamente demandado en los servicios ginecobstétricos.

Para Marisol Alfonso de Armas, Representante Auxiliar del UNFPA en Cuba, este tipo de respuesta ante las emergencias puede contribuir a salvar personas.

«Sin acceso a servicios de salud reproductiva, en medio de situaciones de crisis, mujeres y adolescentes se enfrentan a un mayor riesgo de complicaciones que pueden poner en peligros sus vidas», aseguró Alfonso, quien es socióloga y doctora en Demografía.

Ambos representantes del UNFPA reconocieron la eficacia del Programa de Atención Materno Infantil, del Ministerio de Salud Pública y su empeño por garantizar atención pronta y segura a todas las embarazadas y sus bebés. Igualmente, destacaron la inmediatez de la respuesta de las autoridades cubanas después del tornado, que ha permitido que ya el Hospital Materno de Diez de Octubre funcione nuevamente a plena capacidad.

Por su parte, el doctor Miguel Sosa Marín, especialista en Ginecobstetricia y presidente de la Sociedad Cubana de Desarrollo de la Familia (SOCUDEF), insistió en la necesidad de cuidar el nuevo instrumental y entrenarse para poder aprovecharlo en todas sus posibilidades.

La doctora Flora Vila Vaillant, directora del hospital, agradeció el apoyo del UNFPA e insistió en que aun cuando en nuestro país los profesionales pongamos todo nuestro amor, sacrificio y esfuerzo, ayudas como esta que nos llega hoy hacen que todo ese trabajo pueda tener mejores frutos.

Tomado de: Granma

  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *