Implante coclear número 500 en Cuba, la voluntad de amar

«Con una sordera progresiva, usó prótesis auditiva desde pequeña lo que le posibilitó desarrollar lenguaje, pero el déficit auditivo se intensificó y las prótesis no fueron suficientes. Por su seguimiento en nuestro centro se definió que ya necesitaba la cirugía», comentó a Granma la doctora Sandra Bermejo Guerra, audióloga, especialista en Otorrinolaringología del Hospital Pediátrico Borrás-Marfán, institución donde se llevó a cabo la intervención quirúrgica.

El proceder efectuado a Camila, coincidió con el Día Internacional del Implante Coclear en homenaje al acontecimiento que protagonizaran el 25 de febrero de 1957 los médicos André Djourno y Charles Eyries en Francia, mencionó la especialista.

En dicha fecha, los doctores insertaron un hilo de cobre dentro de la cóclea a un paciente masculino de 50 años de edad, quien padecía de sordera total. El reporte médico indicó que este paciente fue capaz de percibir el ritmo del lenguaje, gracias a este procedimiento quirúrgico.

Asimismo, este nuevo implante coclear coincide con la Jornada por el Día Mundial de la Audición, el próximo 3 de marzo, y la celebración del 500 aniversario de la ciudad de La Habana, dijo.

Para el doctor Antonio Paz Cordovéz, coordinador general del Grupo Nacional de Implantes Cocleares, este programa nacional que impulsa la Mayor de las Antillas desde el año 2005, es uno de los logros del Sistema Nacional de Salud Pública, y una muestra de su constante preocupación por los niños y en especial aquellos que tienen alguna discapacidad.

El Grupo Nacional de Implantes Cocleares radica en el Hospital Pediátrico Borrás-Marfán, pero con colaboradores de varios centros de La Habana, tales como del Hospital Hermanos Ameijeiras, Centro Internacional de Salud Las Praderas, el Centro Nacional de Neurociencias, el Centro de Investigaciones Médico Quirúrgicas (Cimeq), Pediátrico Juan Manuel Márquez, y además tiene representaciones en todas las provincias del país, por lo cual participan especialistas de todo el territorio nacional.

Entre los elementos que distinguen el Programa —totalmente gratuito—, destaca el estudio neurofisiológico y de plasticidad de los pacientes, así como también la preocupación por recambiar los dispositivos (cuyos costos mínimos ascienden a 16 000 euros), pues se trata de tecnologías que van complejizándose, y se actualizan constantemente.

Para colocar un implante coclear se ejecuta una cirugía, pasando a través del hueso temporal del cráneo, que permita un acceso directo al oído interno. Una vez allí, se coloca un dispositivo que lanza una estimulación eléctrica, directa al mismo, y estimula directamente las fibras del nervio coclear desde el caracol.

Este mecanismo ayuda a personas con sordera neurosensorial de severa a profunda a escuchar.

De acuerdo con el doctor Enrique Manuel Sevila Salas, otorrinolaringólogo y especialista en Otocirugía e Implantes Cocleares, en las poco más de dos décadas que lleva implementado el programa se han realizado 480 cirugías de implantes cocleares, básicamente para niños, aunque se han beneficiado varios adultos.

Tomado de: Granma

  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *